ban_saludo.png

ban_ta.pngban_tp.pngban_lobby.png

150 FAMILIAS TERMINAN PROCESO DE ACOMPAÑAMIENTO POR PARTE DEL MUNICIPIO

La Unidad de Intervención y acompañamiento familiar entrega durante este periodo; conocimientos, capacitaciones, talleres, financiamiento y diversas herramientas para que las familias más vulnerables de la ciudad puedan salir adelante

Con éxito 150 familias egresaron del programa Unidad de Intervención y Acompañamiento Familiar de la Municipalidad de Antofagasta, quienes culminaron su proceso de dos años donde fueron orientados por profesionales en distintas áreas para el desarrollo íntegro de toda la familia en aspectos sociales, laborales, culturales y económicos.

En la ceremonia de término de este acompañamiento, se compartió un espacio de reflexión y evaluación en el contexto de la trayectoria recorrida en el programa, destacando a las familias que cumplieron los objetivos dentro de los dos años de acompañamiento que comenzaron en desde noviembre del 2017.

Al respecto la alcaldesa Karen Rojo comentó que: “queremos reconocer a las familias que completaron su ciclo en el programa. Como municipalidad tenemos un compromiso de impulsar acciones que vayan en beneficio de aquellos sectores más vulnerables de la comuna, a fin de que un gran porcentaje de las familias beneficiarias logren superar su condición de extrema pobreza. Es por eso que estas familias que egresaron comienzan una nueva etapa en sus vidas, con oportunidades y conocimientos claves en el desarrollo”.

Una de las usuarias destacadas fue Esther Colman Pizarro quien manifestó que: “esto demuestra que todos tenemos oportunidades en la vida, lo importante es no bajar los brazos nunca, quiero dar las gracias a la municipalidad por esta instancia donde reconocen nuestro trabajo y aprendizaje, espero seguir creciendo como persona y ayudar a mi familia”.

 
Las familias que han terminado un proceso de dos años de acompañamiento han logrado mejorar su calidad de vida y, mediante un esfuerzo conjunto que involucra a la misma familia, al profesional de apoyo y a su red local, lograron definir y avanzar en su Plan de Desarrollo.

En la jornada además se hizo entrega de 26 hornos eléctricos a las familias que tuvieron una participación destacada durante los dos años que duró el proceso.

El Programa Unidad de Intervención Familiar, busca que las familias superen su condición de extrema pobreza. Para esto, se organiza una estrategia de acompañamiento y provisión de recursos de apoyo, que se adapta a las características particulares de sus usuarios, la cual dura 24 meses. La modalidad de acompañamiento psicosocial, cuyo objetivo es promover el desarrollo de las habilidades y capacidades necesarias que permitan a las familias su inclusión social y desenvolvimiento autónomo y el componente de acompañamiento sociolaboral, tiene como objetivo mejorar la capacidad de los usuarios para generar ingresos en forma autónoma, el mejoramiento de sus condiciones de empleabilidad y participación en el ámbito laboral.